Descuento Febrero-Desde 100€ 10% DTO. Adicional en el carrito

5 usos del vino blanco en la cocina

El vino blanco es una bebida versátil y deliciosa que no solo se disfruta en una copa, sino que también tiene múltiples usos en la cocina. Desde realzar el sabor de los platos hasta agregar un toque de sofisticación, el vino blanco es un ingrediente culinario muy valorado. En este artículo, exploraremos los diversos usos del vino blanco en la cocina y cómo puede elevar tus creaciones gastronómicas.

Uno de los usos más comunes del vino blanco en la cocina es su papel como ingrediente en salsas. Desde las clásicas salsas de vino blanco para pescados y mariscos hasta las salsas a base de vino blanco para carnes blancas como el pollo y el cerdo, este vino agrega un sabor y aroma distintivo a las preparaciones. El vino blanco se utiliza también para desglasar sartenes después de dorar carnes, lo que ayuda a crear una salsa rica y sabrosa.

Además de las salsas, el vino blanco es un ingrediente clave en el marinado de alimentos. Al marinar pollo, pescado o mariscos en una mezcla de vino blanco, hierbas y especias, se logra una mayor suculencia y se infunde un sabor delicado en los alimentos. El vino blanco ayuda a ablandar las fibras de la carne, haciendo que sea más tierna y jugosa.

Otro uso interesante del vino blanco en la cocina es su participación en la cocción de arroces y risottos. Al agregar vino blanco al inicio de la cocción, se aporta un sabor adicional y una profundidad de aromas al plato final. El vino blanco también es un excelente complemento para la cocción de vegetales salteados, ya que su acidez ayuda a realzar los sabores y añade un toque de frescura.

Además de los platos salados, el vino blanco también puede ser utilizado en postres y repostería. Por ejemplo, en la preparación de pasteles y bizcochos, se puede agregar un toque de vino blanco para añadir humedad y sabor sutil. En la elaboración de sorbetes y granizados, el vino blanco puede ser un ingrediente estrella, ya que aporta un toque frutal y refrescante.

Es importante tener en cuenta que al cocinar con vino blanco, es preferible utilizar una variedad de buena calidad que sea apta para beber como por ejemplo nuestro vino Blanco "Señorío de La Eralta" Rioja. Esto garantiza que se obtengan los mejores sabores y resultados en tus preparaciones culinarias.

En resumen, el vino blanco es un ingrediente culinario versátil y sabroso que tiene múltiples usos en la cocina. Desde salsas y marinados hasta cocción de arroces y postres, el vino blanco agrega sabor, aroma y sofisticación a tus creaciones gastronómicas. Prueba incorporar el vino blanco en tus recetas y descubre cómo puede elevar tus platos a otro nivel de delicioso sabor. ¡Anímate a experimentar con el vino blanco y disfruta de los resultados culinarios!

Regresar al blog

1 comentario

Es una aportación ideal para entender que el vino tanto para cocinar o beber tiene que ser muy bueno..

Juan Carlos Hernández Restrepo

Deja un comentario

Ten en cuenta que los comentarios deben aprobarse antes de que se publiquen.