Ir directamente al contenido

Síguenos!

ENVÍO GRATIS 48-72H A PENÍNSULA

¿Cómo sobrevive el viñedo Riojano al invierno?

 

Tratamiento del viñedo en invierno.

Cada temporada a lo largo del año, representa un paso fundamental dentro del ciclo de cultivo de un viñedo.

El invierno suele mencionarse como una etapa de inactividad para las vides. Se dice que durante este tiempo los viñedos permanecen dormidos, sin embargo, ese silencio no es tan inerte, ni los viñedos permanecen tan dormidos como tal vez podríamos llegar a pensar, pues durante el invierno la vid está cumpliendo un proceso biológico que les ayudará a soportar las inclemencias del clima y las más bajas temperaturas, además de darles el periodo de preparación para el siguiente ciclo.

Para los agricultores se trata de una temporada bastante estratégica en la que deben emplearse las prácticas adecuadas al clima y suelo donde se encuentre el viñedo.

El viñedo debe estar sano antes de que llegue el invierno

Las vides sanas tienen mayores probabilidades de resistir bajas temperaturas y soportar los daños posteriores del invierno, esto se debe a que los niveles de carbohidratos son más altos en plantas sanas, y esto le permite concentraciones más altas de solutos dentro de la célula vegetal, lo que evita la formación de cristales de hielo.

El estado del suelo, también es importante para determinar la salud de los viñedos, este le permite mantener un equilibrio adecuado para que el suelo reciba de forma uniforme el riego lo que las hace más resistentes.

Es fundamental cumplir con un riguroso control de plagas, ya que cualquier daño en las enredaderas puede afectar la resistencia de las vides en el invierno y reducir la cantidad de área foliar activa y, por lo tanto, disminuye las reservas de carbohidratos esenciales para que puedan resistir el invierno.


La poda es un elemento de alto nivel.

Durante esta etapa, uno de los pasos más críticos está en la poda de invierno, para esta poda es necesario cortar las cañas del año anterior y se eligen nuevas cañas de las que crecerán los brotes cuando broten las yemas de primavera.

La poda previa al invierno permite eliminar áreas potencialmente infectadas de una vid que surjan durante una temporada húmeda después de la cosecha.

El proceso de poda invernal es bastante delicado, ya que este establece cuántos cogollos pueden surgir en primavera, cuantas hojas y cuantos racimos de uvas podrá producir y permite orientar el viñedo a que utilice su energía en las cosechas.

La poda debe ser equilibrada de manera adecuada, ya que una poda insuficiente puede acarrear un dosel grande o demasiados racimos, y merma la calidad de la uva. Del mismo modo una poda excesiva genera que las vides se enfoquen en recuperar hojas y no en su proceso productivo.

Resguardar los viñedos de heladas intensas.

Una forma de proteger los viñedos de las nevadas demasiado severas, es cubriendo la base de las vides con tierra o paja. En las zonas de mayor intensidad de las temperaturas es posible utilizar calentadores.

En algunos casos puede emplearse el entierro de vides productivas para protegerlas de la temporada invernal. Para usar este método los expertos recomiendan que las vides sean enterradas finalizando el otoño. Esta es una de las soluciones para los climas más adversos, y aunque acarrea riesgos, es una de los métodos más fiables de protección del viñedo.

La poda posterior al invierno.

En el caso de viñedos con daños severos, es necesario ajustar la poda. En los casos más graves es posible que se deba cortar el tronco hasta algunos centímetros cerca del suelo, de esta forma los retoños crecerán rápidamente, siempre y cuando los daños no hayan llegado a las raíces del vid.

ENVÍO GRATIS 48-72H A PENÍNSULA

Envío urgente gratis para todos los pedidos

GARANTÍA DE DEVOLUCIÓN SIN COMPROMISO

Una vez recibido tu pedido tienes 15 días para probarlo y devolverlo sin compromiso.

PAGO SEGURO

Paga de forma segura con tu tarjeta de crédito o débito